¿Cómo puede la ascendencia de Marte en el momento de mi nacimiento influir sobre mí, ni entonces, ni ahora? Yo nací en una habitación cerrada; la luz de Marte no podía entrar. La única influencia de Marte que podía afectarme era su gravitación. Sin embargo, la influencia gravitatoria del tocólogo era mucho mayor que la influencia gravitatoria de Marte. Marte tiene mayor masa, pero el tocólogo estaba mucho más cerca."

Carl Sagan en La armonía de los mundos.

10 marzo 2008

Sube


Muchos postres y alimentos preparados no tendrían la misma presencia si no fuese por ella (y no hablo de la hermana de Karlos Arguiñano). Se trata de la levadura, una sustancia formada por bacterias. La más común de estas bacterias es la Saccharomyces cerevisiae, responsable de "milagros" como la transformación de mosto en vino o cebada en cerveza. Esta bacteria, en un ambiente húmedo y caluroso, consume glucosa, nitrógeno y algunos minerales, dando lugar a productos como el etanol (un alcohol que se evapora inmediatamente) y el CO² (que produce las burbujas y el aspecto esponjoso de la masa en el horno), en una reacción conocida como fermentación.
Otras bacterias semejantes son las del género Acetobacter, que transforman el alcohol en ácido acético, o las Clostridium butyricum, responsables de la putrefacción de la leche.

Y la pregunta es: ¿Quién descubrió la fermentación?

3 comentarios:

Edgar Allan Poe dijo...

UN PREGUNTA FACIL!!!! al fin!! y no es necesario que busque en la wikipedia!!es Paster!o Pasteur o como se escriba jajaja.
Quien diria que una bacteria haria cosas tan deliciosas.

SnOoPy dijo...

Creo que si nos preguntan algo que nos haya quedado claro a todos en el colegio, sin duda una de las respuesta es Louis Pasteur y sus descubrimientos...
Además no cabe olvidar que tambien fue el descubridor de la vacuna contra la rabia...
...Todo un genio Pasteur..

Chan dijo...

Habéis acertado los dos. ¡Enhorabuena! Aunque los babilonios ya se aprovechaban de las propiedades de esta bacteria, fue Louis Pasteur quien pudo describir el proceso a la perfección. Minipunto para los dos. Y tú, César, como vuelvas a decir que remejantes repugnancias son deliciosas, te echo de mi blog, jeje.